martes, 2 de febrero de 2010

EL SECRETO DE SUS OJOS, al Oscar.



Al igual que "El hijo de la novia" en el 2001, otra vez, de la mano de Juan José Campanella una película argentina vulve a figurar en la lista de candidatas a ganar los premios Oscar a la Mejor Película Extranjera.

¿Que si es Campanella el mejor director de cine Argentino del siglo XXI?
Es probable, pero no tanto por su talento compositivo, sino por ser el más hábil a la hora de promocionar sus productos y saberse rodear de profesionales que lo "ayudan" a catapultar su vuelo. No por nada dedica medio año de su vida a escribir guiones para sitcoms estadounidenses. No por nada, los chistes que se registran es sus películas suelen ser los más graciosos y los mas encantadores, desde el desparpajo de Eduardo Blanco en "el hijo de la novia" haciendo de amigo impresentable, hasta la desesperada vida de Mercedes Morán en "luna de Avellaneda" sin olvidar el despreciable borrachín que encarna Guillermo Francella en "El secreto...". Es que, al parecer, todos los personajes en los que ningunos de nosotros nos querríamos convertir que aparecen en las películas de Campanella siempre parecen refugiarse en el humor y sirven como antídoto ideal para restarle dramatismo a las historia y resultan un complemento ideal para el siempre anti héroe de Darín.
Más allá de lo que el cine de campanella nos pueda ofrecer, lejos están de alcanzar la candidaturas grandes directores como Pablo Trapero, Albertina Carri, Lucrecia Martel, Lucía Puenzo, Adrian Caetano o el mismísimo leonardo Favio quién consiguió la nominación en 1985 por "camila" ya que sus películas no alcanzan a rozar la convocatoria de público suficientes como para ser galardonadas y, evidentemente, tampoco tienen el amiguismo esencial para alcanzar tan ansiado podio.
Hace poco en un reportaje a Daniel Burman, director argentino exitoso tanto en Argentina como en España le preguntaron ¿porqué una película Argentina no podía ganar un Oscar y tampoco aspiraba a las candidaturas? a lo que él respondió: "lo que pasa es que para alcanzar ese nivel uno tiene que invertir mucho dinero, organizar muchas fiestas, hacer muchos amigos en el ambiente y nosotros, entre que estamos lejos, no contamos con los contactos suficientes como para organizar una movida así"
En Diciembre del año pasado, a Cameron Diaz le hicieron una pregunta similar sobre porque ella nunca era candidata a mejor actriz, después del descollante papel que interpreta en su última película a lo que ella responde: "lo que pasa es que a mi no me interesa andar de fiesta en fiesta haciéndome amigo de los miembros del jurado y mostrándome como la más simpática y sociable. No es un premio que se lo den al que más se lo merezca"...
¿casualidad?


La película de Campanella deberá competir con la peruana "La teta asustada", de Claudia Llosa, película muy duray para nada fácil de digerir. pero no por eso menos buena y muy buena competidora para la argentina.... La premiada "La cinta blanca", del austríaco Michael Haneke, la cual todavía no tuve el privilegio de ver, pero tratándose de haneke y siendo una de las favoritas no dudo de que debe ser un peliculón digno de llevarse la estatuilla; "Un profeta", de Jacques Audiard, y la israelí "Ajami", de Scandar Copti y Yaron, también favorita por su alto contenido político.
La favorita para la entrega que se realizará el 7 de marzo parece ser la germana "La cinta blanca", del cineasta Michael Haneke, que ya se impuso en los Globos de Oro, además de en premios internacionales como la Palma de Oro del pasado festival de Cannes.
Otro de los filmes con más opciones, según los analistas, es el galo "Un profeta", considerado la Mejor película extranjera por la organización de críticos de EE.UU. National Board of Review y galardonada con el Gran Premio del Jurado en Cannes.

¿qué tiene de bueno y qué tiene de malo la película de Campanella?
De bueno, mucho. Hablar de las actuaciones de Darín, Villamil y Francella sería redundar. Me gustaría hacer hincapié en José Luis Gioya, que muchos conocen como humoristas y se vieron sorprendidos por su interpretación, cosa que él renegaba en una entrevista reciente en la que acusaba 25 años de trabajo como actor en teatro y televisión y Campanella no fue para él un "descubridor" sino alguien que le dió la oportunidad de mostrarse masivamente de forma diferente, aunque para mi no resulto ninguna sorpresa, ya que recuerdo haberlo visto en alguna tira de pol-ka haciendo de policía corrupto. Y Pablo Rago, otro que hace rato viene dando muestras de lo excelente actor que puede llegar a ser cuando se lo propone, como por ejemplo, en el inolvidable "agente Smicht" que dio vida en "Mosca y Smicht (en el once)" junto al Magnífico Fabián Vena.
La dirección de cámara y la fotografía de la película son impecables y hasta se da el lujo de plasmar "fotografías" urbanas cada vez que la cámara se salía del juzgado huía hacia algún pueblo o campo...

¿La película podría haber sido mejor?
Hay algo que nunca me termina de cerrar en las películas de Campanella. Dos cosas:
*Los finales siempre felices, muy a contramano de lo que es la vida en general. Demasiado irreales para lo realistas que suelen ser sus peliculas, siempre contradictorias.
*La historia de amor. ¿sería menos buena "el secreto..." sin la historia de amor de Darín y Villamil de por medio? No. Es más, el echo de que "esa" historia termine como todos desean hace que me resista a decir que la película tiene un final perfecto, ya que me resisto tanto a los finales felices como a las historias de amor felices. Pero pedirle a Campanella que haga una película sin una historia de amor de por medio, sería tan difícil como pedirle a James Cameron que haga una película sin efectos especiales.

En conclusión, la película de Campanella es signa merecedora de la terna.
¿Si merece ganarla? Es probable que no y es casi un hecho que no lo hará. Si bien esta competencia no es tan desleal como la que tuvo que enfrentar en 2001 "El Hijo de la Novia" frente a "Amelie" (imposible ganarle a tan memorable film, la favorita de muchos), la competencia no es menos dura y si Santaolalla pudo ganar dos años seguidos la estatuilla como mejor banda sonora, porqué no soñar un poco, no?
Al fin y al cabo, ¿Qué sería de la vida sin ilusiones?


Mejor Película Extranjera
  • - "Ajami", Israel
  • - "El Secreto de Sus Ojos", Argentina
  • - "La teta asustada" ("The Milk of Sorrow"), Perú
  • - "Un Prophete", Francia
  • - "The White Ribbon", Alemania
leé la crítica de Horacio Bernadez en página 12 web: